El abogado, prevención de riesgos para tu Empresa

El abogado, prevención de riesgos para tu Empresa

La función de el abogado para las empresas

El abogado debe ser uno de los más valiosos aliados para todo emprendedor y empresario. En días recientes EL FINANCIERO publicó un interesante artículo titulado “Los 10 errores frecuentes del ejercicio emprendedor” autoría de Eduardo Torreblanca, en esta ocasión me gustaría ampliar la información ahí presentada respecto al punto 6 de dicha nota.

6.-Dejar fuera al abogado en un principio.

El momento ideal para “meter” a trabajar a un abogado en la empresa no es cuando llega la primera demanda laboral o cuando se presenta el primer conflicto entre socios o con el cliente o proveedores. El momento perfecto para que el abogado inicie sus tareas, aunque sea para atender retos específicos, es DESDE EL PRINCIPIO…

LA CONCEPCIÓN ERRÓNEA DEL ABOGADO

ESOEl problema inicia en muchas ocasiones desde la idea que los emprendedores y empresarios tienen sobre el abogado, una figura predominantemente correctiva, cuyos servicios se vuelven necesarios hasta que ocurre la catástrofe, antes de ese tiempo los contratos del contador y “el hágalo usted mismo” pueden regir erróneamente la actividad de la empresa.

Sin embargo, conforme nos adentramos más y más en la economía global comienza a ser evidente la figura del abogado no como la del arregla problemas, sino más bien con miras a la prevención y preparación de posibles contingencias.

An ounce of prevention is worth a pound of cure / Una onza de prevención vale lo que una libra de cura. Benjamin Franklin

POR QUÉ PAGAR POR ALGO QUE PODRÍA NUNCA OCURRIR

Para algunos países como Estados Unidos de América la prevención es cosa de todos los días, ciudadanos y empresas

Prevención de riesgos

adquieren todo el tiempo todo tipo de seguros, en México admito que no tenemos una cultura preventiva tan arraigada, sin embargo, en cuanto a temas legales al igual que en la medicina aplica ese viejo refrán

Más vale prevenir que lamentar

Ejercitar una acción legal derivada de relaciones laborales, contractuales, incluso temas administrativos resulta demasiado caro y desgastante, años en litigios interminables, pago de elevadas cantidades, presión y desgaste son el resultado de llevar a juicio un problema, máxime cuando no se hizo el tratamiento preventivo oportuno previo a llegar ante la Autoridad.

Ejemplo de lo anterior, es la falsa y peligrosa idea que muchos empresarios tienen sobre los contratos laborales, creyendo que resulta recomendable no contar con contratos por escrito para sus empleados, situación que resulta totalmente contraria a los intereses del patrón y que en todo caso podría resultar en que sea el mismo empresario quien esté poniendo los clavos de su ataúd.

Otro breve ejemplo es el registro de marcas, los negocios de todo tamaño y tipo invierten cantidades considerables en el diseño, publicidad y posicionamiento de sus marcas, sin previamente registrarlas ante el IMPI, lo que puede resultar en el uso de una marca viciada por alguno de los impedimentos señalados en la Ley y que por consecuencia sea una marca sin un valor real a la cual incluso se le han invertido importantes sumas de dinero, además de ser potencialmente violatoria de derechos de terceros.

PREPÁRATE PARA LO PEOR, ESPERANDO LO MEJOR

Como lo he estado señalando, el abogado no debería ser relegado a la posición de un apaga fuegos, por el contrario, el abogado puede convertirse en un aliado invaluable para los emprendedores y empresarios siempre que este rija su actividad en torno a la práctica preventiva. La elaboración de contratos y documentos legales resulta de toral importancia para la empresa, pues aún y cuando sea imposible evitar los “choques en tribunales” se estará mejor preparado para afrontar esa situación que cuando se carece de una práctica preventiva ejercida desde el inicio mismo de la empresa.

Considera los siguientes temas a la hora de comenzar un negocio o si ya lo tienes con mayor razón no dejes pasar estas importantes áreas:

Me encantaría leer tu opinión al respecto, ¿Qué opinas sobre la función del abogado en start-ups y empresas? ¿Es justificada la inversión en un abogado antes de acabar en los tribunales?

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *